Pensar los vínculos sociales en Ibéroamérica.
Lenguajes, experiencias y temporalidades (siglos XVI-XXI)
1-4 sept. 2020 Paris (Francia)

XIX Congreso de AHILA

Université Paris 1 Panthéon-Sorbonne, Paris, 2020

Pensar los vínculos sociales en Ibéroamérica. Lenguajes, experiencias y temporalidades (siglos XVI-XXI)

Tenemos el placer de invitarles a participar en el XIX Congreso de AHILA, que tendrá lugar en París del 1 al 4 de septiembre de 2020. Serán la Universidad Paris I Panthéon-Sorbonne y el Campus Condorcet – que se proyecta como el mayor centro europeo de estudios en Ciencias Sociales – los lugares donde se llevarán a cabo los simposios y conferencias entorno a la temática de los vínculos sociales, sus lenguajes, experiencias y temporalidades en Iberoamérica.

Desde la época de la Conquista y la colonización hasta nuestros días, los vínculos sociales han sido extremadamente intensos, complejos y conflictivos en Iberoamérica. Se puede explorar el lenguaje social de la solidaridad y de la desunión, así como la manera en que desde finales del siglo XIX las ciencias sociales y la psicología social oscilaron entre discursos, encuestas y conceptualización en un intento siempre renovado para dar cuenta de las especificidades, patologías y acomodaciones de sociedades cada vez más diversificadas. Como parte sustancial del vínculo social, la memoria colectiva puede estudiarse desde una perspectiva historiográfica que explore la diversidad de sus motivos y manifestaciones a lo largo de los últimos cinco siglos.

A lo largo de la época colonial y más allá, la religión católica, con sus frailes y sacerdotes, creencias, símbolos y ritos colectivos, cofradías y hospitales, generó prácticas de convivencia, expresiones de sincretismo, formuló discursos normativos y estableció a la familia sacralizada como fundamento del orden social y político. Paralelamente, el derecho y la justicia fueron apropiados por actores de origen social y étnico muy diverso para lidiar con la multitud de fricciones, disputas y conflictos de la vida cotidiana. No fueron pocas las sublevaciones que surgieron de identidades y reivindicaciones colectivas en contra de otros grupos igualmente solidarizados, mientras esclavos fugitivos construían comunidades cuya marginalidad no impidió que produjeran formas específicas de vínculo social.

Desde el siglo XIX la irrupción de la modernidad política y el advenimiento del individuo, la diversificación de las economías, la inmigración europea y asiática, la urbanización y los procesos de secularización transformaron profundamente tanto el lenguaje como las experiencias de lo social. Se disoció el universo de las relaciones de proximidad de los intercambios económicos. Surgieron el trabajo asalariado y la fábrica, las asociaciones mutualistas y los sindicatos como ámbitos de vinculación social. Se planteó la « cuestión social » como adversa al orden social mientras la radio, el cine, los deportes creaban imágenes y espacios inéditos de solidaridad e intercambio socio-cultural. Vale la pena indagar en el papel de los más diversos medios de comunicación – hasta los más actuales – en la construcción, renovación y conservación de los vínculos sociales.

Primera circular

Personas conectadas : 1